Ir al contenido principal

6-LA GRAN SUSTITUCIÓN EN ESPAÑA

La Sustitución racial que amenaza con barrer a los pueblos blancos del Planeta es un fenómeno heterogéneo: Su extensión geográfica, su historia y sus ritmos varían considerablemente de unas zonas a otras con lo cual conviene emprender la tarea de analizar las diferencias nacionales que presenta y, dentro de estas, también las regionales. Como no podría ser de otro modo comenzaremos por España tratando de responder a la cuestión de, ¿En qué punto del camino hacia la extinción nos encontramos como pueblo?

Distribución de la población
Desempolvando las viejas lecciones de geografía, recordemos cómo se encuentra distribuida la población actualmente en España:
Con un simple vistazo observamos cómo la población se encuentra en la llamada periferia peninsular, es decir, a lo largo de la costa, desde Galicia hasta Huelva, dividida en la franja cantábrica y la franja mediterránea. De igual modo habría que destacar Madrid, un enorme núcleo urbano y demográfico en el centro mismo de la Península. En contraste el centro peninsular se encuentra fuertemente despoblado, presentando grandes vacíos demográficos.

Zonas económicamente dinámicas
La distribución responde prácticamente en su totalidad a razones económicas: La fronja norte, además de recibir bastante turismo, conserva ciertas estructuras fabriles que la hacen disfrutar de cierta bonanza económica a pesar de la dura reconversión industrial. La franja mediterránea incluyendo las islas, por su parte, es la gran región turística de España y una de las más importantes del mundo, además de poseer también una pujante industria. Madrid también posee una industria importante, generando además empleo por su capitalidad. Por el contrario tenemos las zonas del interior que si bien poseen un sector primario considerable no pueden sostener grandes masas de población (El campo está enormemente tecnificado y no necesita tanta mano de obra como antaño).
Esta modelo de distribución de la población tiene su origen en la fuerte crisis del siglo XVII sufrida por la Monarquía Hispánica que dio comienzo a las migraciones desde interior hacia la periferia hasta llegar a la situación ya descrita.
Para ilustrar las referencias anteriores a la economía española, traigo a estos dos mapas para ilustrarlo (1º Regiones industriales y 2º Regiones turísticas)


















Como no podría ser de otro modo, las zonas más ricas tienen más población ya que proporcionan el empleo necesario para instalarse allí. Hasta ahora todo obvio.

Distribución de la población inmigrante
Habiendo explicado ya como se distribuye la población total conviene plantearse que porcentaje de ésta corresponde a población de origen inmigrante:
Lo primero que hay que destacar de este mapa es que fue realizado en el año 2005, previamente a la crisis, donde podemos decir que la inmigración está en su punto álgido. Hoy en día, si bien el número de no-españoles crece, el ritmo de llegada también es menor debido al brutal desplome económico producido por la crisis. Aun así, podemos decir que la distribución de la población inmigrante no ha variado, con lo cual el mapa cumple su objetivo.
En segundo lugar, con un vistazo comprobamos que, si superponemos el mapa de la densidad de población con éste, los paralelismos serían más que palpables lo que nos lleva a la siguiente conclusión que puede parecer evidente: Las zonas más pobladas de España son a su vez, las que más inmigrantes contienen. Este dato puede parecer obvio ya que los inmigrantes se desplazan a las zonas más ricas donde tendrán más facilidad para encontrar empleo e instalarse.
Habría que destacar las islas, así como todo el levante mediterráneo, desde Málaga hasta Gerona como las zonas más afectadas por la llegada de inmigrantes, y en extensión, también por el proceso de Sustitución. Madrid también sería una de las zonas más perjudicada cosa que no puede sorprender a nadie ya que es bien sabido que en otras capitales europeas la población autóctona es ya minoría como por ejemplo en Londres.
Sin embargo, es preciso resaltar la excepción que supone la franja cantábrica: Presenta un gran peso dentro de la población total española y de la economía del país, en contraposición con un índice de inmigrantes bastante reducido.
Llegados a este punto, seguro que algún lector atento, poniendo especial atención a los índices que hay en los mapas habrá comprobado que, como máximo, la población inmigrante responde tan solo a un 12% de la población lo cual puede parecer una cifra ridícula en comparación con el 88% restante.
En primer lugar, habría que tener en cuenta que estas cifras responden a estudios oficiales llevados a cabo por el Estado que solo contemplan a la población extranjera ‘’legal’’. Los inmigrantes ilegales estarían al margen de los registros, lógicamente, además de que los hijos de inmigrantes son considerados españoles y por ende no registrados como extranjeros. Las fuentes oficiales, las únicas que se pueden utilizar por ahora, no son fiables al 100% pero sí que sirven para establecer a grandes rasgos como está la situación. En definitiva, ante la duda, siempre estamos peor de lo que indican las estadísticas oficiales.

Españoles viejos e inmigrantes jóvenes
Hablábamos al principio que la Sustitución se efectúa a diferentes ritmos. Esto se aplica también a en qué franjas de edad se produce. Actualmente la población española puede definirse como envejecida: La población mayor de 60 años es cada vez es más numerosa. De este problema parte el tan mencionado peligro que corren las pensiones: Habrá más gente cobrándolas que pagándolas. Por el contrario, los inmigrantes son predominantemente jóvenes, hecho que corresponde tanto a la inmigración extra-europea como a la de los propios españoles: No hay más que ver la gran cantidad de jóvenes de nuestro país que residen en Alemania o en Inglaterra. La combinación del envejecimiento de la población española y la continua llegada de población extranjera provocará que éstos últimos se conviertan en mayoría en determinadas franjas de edad (Entre los 20 y los 30 años) en cuestión de unas décadas. Este fenómeno se refuerza porque los jóvenes son precisamente los que tienen hijos, con lo cual aportan aún más población a dichas franjas.
La Sustitución será progresiva y se retroalimenta. Tenemos el ejemplo de Inglaterra donde en algunas zonas entre la población que podemos denominar ‘joven’ los musulmanes representan ya más del 33% de la población y en aumento.
Para ilustrar esta retahíla de datos traigo esta imagen:
De nuevo una imagen del 2005, pero que puede servir para hoy en día: Tal vez este sea el mapa más importante y el que mejor muestre a que distancia nos encontramos del colapso. De nuevo, hay que compararle con la imagen que muestra la distribución de la población inmigrante, lo que nos rebelará un dato clave: Hay una equivalencia prácticamente total entre regiones con una gran proporción de inmigrantes y mayores tasas de población joven. De igual modo, a este razonamiento se le puede dar la vuelta: Identificación entre las zonas con un número de inmigrantes menor y las tasas de personas mayores más altas.
Esto se debe principalmente a lo que ya he comentado arriba que resumo de la siguiente manera:
  • La gente que migra es joven
  • La gente joven es, precisamente, la que tiene hijos, con lo cual, ‘’generan’’ población joven.
  • Los inmigrantes tienen mayores tasas de natalidad que los ‘indígenas españoles’.

Como ya he comentado hablando del caso inglés, podemos concluir que con el tiempo y principalmente en estas zonas del levante mediterráneo español los inmigrantes pasarán de ser minorías a ser mayorías. Este cataclismo demográfico se producirá primero en las franjas de edad que comprenden a la gente más joven y posteriormente a toda la población en general.

Las tasas de natalidad
Para acabar de completar esta información no está de más observar las tasas de natalidad que es la guinda que corona este amargo pastel.
Este mapa un poco más actual (2011) nos rebela que la natalidad en España, de las más bajas de Europa, presenta sus cifras más altas también en las zonas con más inmigrantes: Madrid y la franja mediterránea. Hay que decir, que la relación no es tan fuerte como en la variante Inmigrantes-Edades, si bien sí que se puede indicar que existe esa conexión entre regiones con más inmigrantes y mayores tasas de natalidad. Igualmente, en las zonas donde hay menos inmigrantes, la natalidad es menor, correspondiendo éstas con los grandes vacíos demográficos del interior.
Como excepción a esta regla general podemos observar ciertas regiones andaluzas que no tienen demasiada inmigración y sin embargo presentan tasas de natalidad elevadas lo que se debe a un mayor peso de la tradición, muy unida al catolicismo. Nuevamente una mera excepción que no mitiga la existencia de una situación crítica.

Conclusiones
Con este artículo no quiero llamar a la desesperación sino a la acción. No es momento de caer en el desaliento sino de comenzar a actuar y revertir este proceso. Todavía hay tiempo. Las consideraciones finales que se pueden extraer de este trabajo son las siguientes:
  • La correlación entre población joven y alta natalidad con zonas con un gran número de inmigrantes es clara. Debido a ésto, las minorías inmigrantes se convertirán en mayorías, primero en ciertas franjas de edad y posteriormente de modo generalizado en toda la base racial nacional.
  • De igual modo, en las zonas que apenas reciben inmigración extranjera, a destacar las zonas del interior peninsular o Galicia, el desplome demográfico es total: El porcentaje de mayores de 65 es altísimo y todo atisbo de relevo generacional es aún lejano. Con lo cual no debemos pensar esperanzados que regiones como Zamora, León o Palencia son territorios que pueden servir como ejemplo al resto de España, ya que a pesar no recibir tanta inmigración su crisis demográfica no es por ello menos fragrante.
  • Podemos concluir que las zonas más avanzadas en el proceso de sustitución son, en general, todas las provincias del Levante mediterráneo, desde Málaga hasta Gerona. También las islas, que atraen a gran cantidad de población por su oferta turística, así como Madrid, que por su capitalidad genera también mucho empleo.
  • Dentro de la crisis generalizada, podemos hablar de ciertas regiones que presentan una situación un poco mejor a destacar Cantabria, Asturias, A Coruña y Pontevedra porque presentan unas densidades de población bastante altas además de un índice de población inmigrante reducida en comparación con el resto del territorio peninsular. Sin embargo, esa tasa menor de inmigración repercute a su vez en que la natalidad no sea demasiado alta y en que la media de edad de la población sea elevada, si bien, como digo, la situación es ligeramente mejor que en el resto de España. Además esta zona tiene un peso en la economía, sobre todo a nivel industrial, destacable.
España, si bien no es de los países en los que más ha avanzado el proceso de sustitución, está plenamente inmerso en él como hemos podido comprobar. Además, nuestro país presenta una serie de características propias que le diferencian del resto de vecinos europeos a destacar la llegada de inmigración sudamericana. En el resto de Europa la sustitución se lleva a cabo principalmente con población africana, tanto magrebí como negra, mientras que aquí, además de ésta, también se une la población llegada de Hispanoamérica que sin duda también debemos catalogar como agente de ‘sustitución’, a pesar de los lazos históricos (No raciales) que nos unen.
Otro rasgo particular que habría que reseñar dentro de España es el caso catalán. Como ya he comentado, toda España está inmersa en un proceso de Sustitución racial pero Cataluña es la región que más ha avanzado en él: Es una de las regiones más ricas de España con lo cual la oferta de empleo que genera es considerable, convirtiéndose así en un foco de atracción de inmigrantes muy importante. Además, la Generalitat, con el fin de conseguir una población servil que apoyase la desconexión con España ha fomentado la llegada de inmigración extranjera a una escala desorbitada concediendo unas facilidades enormes. Esta medida política ha hecho que Cataluña, y sobre todo la ciudad de Barcelona se encuentre en una situación tan frágil como el de otras naciones europeas que comenzaron el proceso de sustitución allá por los años 60. No es casualidad que sea uno de los focos de yihadismo más importantes dentro de nuestra tierra. Los adalides de la ‘’nación catalana’’ que tanto alardean del amor a su pueblo y sus tradiciones han sido los encargados de inundar dicha región con cantidades de población inmigrante: Tanto si independizan como si no, Cataluña es sin duda una de las zonas de España que se encuentran en una situación más complicada en el medio plazo.
Otro dato que es conveniente traer a colación es el origen de la población inmigrante que llega a España, donde destaca especialmente Marruecos como el principal foco de población no española hacia nuestro territorio, siendo este país además una potencia hostil que no ha parado de bendecir la llegada de inmigrantes y los asaltos a las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla, perpetrando también otras acciones igualmente lesivas contra nosotros.
Sin más, ésta es a grandes rasgos la situación que vive España en nuestros días. Veremos si llega en algún momento el despertar de nuestro pueblo es capaz de revertir semejante peligro. El tiempo, y nuestras acciones, tendrán la respuesta.
¡Un saludo!









¿Quiéres saber más?

Comentarios

  1. Interesante blog. Un tema importantísimo, pero el mayor tabú oficial que existe.
    Buen trabajo, con aportación de fuentes, lo cual es meritorio en un tema, en el cual las " autoridades" tratan de tapar la realidad.
    Por esa misma razón los datos de inmigración son menores que los reales.
    Por ejemplo, los nacionalizados, dejan de contar como inmigrantes y estadísticamente los convierten en invisibles para estudios de inmigración, o como en este caso, de sustitución racial/étnica.
    Probablemente a fecha de 2017, los datos de habitantes de origen étnico/racial no-europeo sean el doble de los que se manejan en esta entrada.
    Al menos, aun podemos leer acerca de ello, porque en lugares como Francia, está prohibido. Es delito hacer estadísticas de esta naturaleza. Se intuye que la manipulación social que se nos impone busca que hablar de estos temas sea tabú y el hereje que ose hablar de ello, sea tildado de "! racista", " xenófobo" o cualquier otro sambenito moderno, de la nueva inquisición globalista, no es suficiente para acallar voces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días y gracias por sus palabras.
      Efectivamente es importante ir desarrollando medios alternativos que sean capaces de rivalizar tanto los medios de masas como con nuestros propios gobiernos.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

14- LA GRAN SUSTITUCIÓN: EL CASO FRANCÉS

Francia. El país vecino. El territorio en el que muchos ven la cuna de Europa con el Imperio construido por Carlomagno. Sin duda una de las naciones más antiguas de Europa y posiblemente junto a Alemania el otro gran pilar del Viejo Mundo. Paradójicamente, todos estos honores no están impidiendo que hoy por hoy sea posiblemente el país europeo más afectado por el proceso de sustitución racial. Para profundizar y tratar de explicar la situación que se vive en Francia trataré los siguientes aspectos aplicados a dicho país: Distribución de la población generalDistribución de la población inmigranteTasas de natalidad por regionesZonas más dinámicas económicamenteContraposición campo-ciudadApoyo a las opciones identitarias


Siempre conviene recordar que las fuentes utilizadas para la realización de estos artículos son las oficiales por lo que debemos  tener en cuenta que no son del todo fiables ya que no responden a criterios raciales. Por ejemplo, un argelino de tercera generación será consi…

ORÍGENES DE NUESTRO PUEBLO: ¿VENIMOS DE LOS ROMANOS?

En el día de hoy aprovecharé para iniciar una nueva sección en nuestro blog en la que analizaré detenidamente, y en diferentes artículos, el origen étnico de los españoles recorriendo las diferentes dinámicas protagonizadas por nuestros antepasados desde tiempos remotos. Comenzaremos hoy por el análisis de uno de los mayores imperios que el mundo ha conocido, cuna de Occidente y cuyos ecos llegan hasta hoy en día: El Imperio romano. Pues bien, muchas personas, incluidos sorprendentemente patriotas o identitarios mantienen que los españoles descendemos de los romanos que llegaron a la Península, queriendo emparentarse, creo yo, con los legendarios integrantes de las legiones. Curiosamente estas mismas personas son las que te argumentan que no descendemos de magrebíes o árabes de Al-Andalus. Antes de leer este artículo, recomiendo leer otra entrada del blog: 4- SUSTITUCIONES ÉTNICAS, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?, ya que servirá como base para entender éste.
Entrando directamente en materia, …

4-SUSTITUCIONES RACIALES, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?

Muchos de los negacionistas de la Gran Sustitución apelan a que el fenómeno es algo natural y recurrente a lo largo de la historia: la historia de la Humanidad se basa en pueblos que se mueven, se desplazan, se instalan en nuevas zonas, entran en contacto con otros pueblos, se produce el natural mestizaje,… Se piensa, erróneamente, que las actuales razas que pueblan el mundo son el resultado del mestizaje de pueblos del pasado cuando realmente en el propio concepto de raza aparece intrínsecamente la idea de una continuidad biológica a lo largo del tiempo. En la entrada de hoy trataré de explicar lo mejor posible porque el fenómeno de la Gran Sustitución es novedoso en la historia, con muy pocos antecedentes comparables. Esta particularidad, el que sea relativamente nuevo, hace más difícil a la gente comprender realmente la magnitud del problema ante la falta de referentes históricos  En definitiva, la idea principal alrededor de la cual me moveré hoy es la siguiente: Es imposible lleva…