Ir al contenido principal

9- LA GRAN CRISIS MIGRATORIA DE NUESTRO TIEMPO: LOS REFUGIADOS

Toda aquel que trate el tema de la inmigración tiene que hablar de manera obligada del gran fenómeno migratorio de nuestro tiempo: los refugiados. Dicho fenómeno, además de ser un movimiento de población colosal también es la prueba manifiesta de que hay una enorme masa de población, tanto en España como en Europa, que posee una nula capacidad crítica y que es incapaz de llevar a cabo ningún tipo de razonamiento por cuenta propia al margen de las fuentes oficiales establecidas. Este hecho es fácilmente contrastable al hablar con la gente sobre la guerra de Siria o sobre la propia oleada de los archiconocidos refugees.

En primer lugar, hay que recordar que para que una persona sea catalogada como refugiado debe huir de algo, y ese algo es, en teoría, la Guerra Siria. No pocas veces me he sentido como el protagonista de la obra de George Orwell 1984 cuando se hablaba del citado conflicto. En esta novela un día se estaba en guerra con Eurasia, para unos meses después estar en guerra con Oceanía. No solo eso, sino que, si atendías a los medios, SIEMPRE habíamos estado en guerra con Oceanía y nadie parecía extrañarse de estos cambios vertiginosos ‘’de guión’’ (y nunca mejor dicho) Este paralelismo se puede establecer claramente ya que lo que hoy llamamos terroristas del ISIS, a los cuales, en teoría, combatimos ferozmente, hace no tanto meses eran luchadores por la democracia del Ejército Libre Sirio y para ayudarlos en su ‘’noble’’ causa se les envió una ingente cantidad de materiales y pertrechos desde todo el mundo occidental (Realmente no sé hasta qué punto esa ayuda continúa llegando) con la bendición toda de la opinión pública nacional e internacional. Para no extenderme más en el tema bélico, invito a informarse acerca del conflicto en cuestión.
El caso es que esta guerra ha sido apoyada de manera activa por los estados europeos y la ONU, ese organismo que en teoría se creó para mantener la paz en todo el mundo no hizo nada por evitarla, aparte de comunicados y manifiestos totalmente inútiles en la práctica. La misma ONU que promueve que los refugiados sean acogidos. Es decir, no paran la guerra, al contrario, la incentivan y además eres un insolidario si no aceptas la población que ellos mismos están desplazando con sus contiendas encaminadas únicamente a la deposición de determinados líderes que perjudican una serie de intereses económicos corporativos.
Curiosamente, a nadie parece interesarle que según las propias leyes internacionales (Redactadas por la ONU en gran medida) un refugiado no tiene libertad de movimientos para ir al país que le plazca ya que si bajo su condición de refugiado atraviesa dos países en paz automáticamente pierde dicho estatus. Pues esta oleada de refugiados no atraviesa dos, sino muchos más (Turquía, Grecia, Macedonia, Serbia,…) y eligen como destino el corazón de Europa, normalmente Alemania.

Este ‘’vacío legal’’ se solventa argumentando que los países europeos, más especialmente los de la UE, deben repartirse la población entrante. Vuelvo a subir este mapa que es especialmente representativo de esta idea: Básicamente, el tamaño de los países viene a representar el número de peticiones de asilo. Los países más ricos son los que más peticiones reciben.
Tienen un objetivo y no es huir de la guerra, sino llegar a los países ricos que más fácilmente pueda mantenerlos.

Muchos se quejan de que, claro, los refugiados provocan ‘’problemas’’ (Personalmente las violaciones masivas me parece que no se las puede catalogar de problemas sino de algo más grave) porque sufren una especie de conmoción al instalarse en países con una cultura diferente a la suya. 
Es curioso como países árabes musulmanes suníes como Arabia Saudí y otros estados de la Península Arábiga que cuentan con enormes riquezas no han recibido ni un solo refugiado y nadie habla de sancionar a dichas naciones. Israel ni que decir tiene que tampoco ha acogido a nadie, pero tampoco otros países como Irán que se supone que son aliados de Siria en la guerra.
 El caso es que el flujo de personas se desplaza directa e imparablemente hacia Europa de manera exclusiva.
Otro tema aparte sería cuantos de los desplazados son realmente sirios. Las propias fuentes oficiales nos muestran sin ningún rubor que muchos de los que avanzan hacia Alemania ni siquiera son de Siria: Si de dicha región hubiera salido el volumen de población del que se está hablando, es imposible que el país continúe combatiendo, si hubiese desmoronado como un castillo de naipes al perder semejante contingente demográfico. La realidad es otra bien distinta: Se está catalogando como refugiado a todo inmigrante ilegal independientemente de su origen y nadie parece darse cuenta. Como decía, hay una gran masa de población que ha perdido el juicio y la capacidad crítica a unos niveles escalofriantes.
Podría traer a colación otros datos como por ejemplo el porcentaje de hombres adultos que se han desplazado. Es curioso que el perfil del refugiado responde al perfil de inmigrante: Hombre joven y que viaja solo por soltería o bien porque su familia se queda en el país de origen del individuo. Las cifras de mujeres y niños son ridículas y eso que han sido infladas a conciencia. Por ejemplo en Suecia se cataloga de niño a todo refugiado que no aparente más de 40 años como he tenido oportunidad de leer hace pocos días.
Podría hablarse largo y tendido de todos los actos criminales de robos, violencia y violaciones perpetrados por esta gente, justificados por algunos, pero lo pasaré por alto en tanto que ya son sobradamente conocidos. En caso contrario, una sencilla búsqueda por internet podrá ilustrar al lector de cómo esta gente agradece nuestra hospitalidad.

Cuando tu esgrimes estos argumentos contra una persona ‘’de a pie’’ rápidamente te traerá a colación, un tanto indignada, que los españoles también fuimos refugiados con lo cual debemos abrir nuestro país a todo hijo de vecino que desee entrar, independientemente de que la economía existente no sirve para mantener a los que ya estamos establecidos aquí o del peligro de ser sustituidos por población foránea. Que alguien utilice este argumento para legitimar lo que sucede en nuestros días es cuanto menos ridículo:
Comparar las personas desplazadas por la guerra civil española con la actual oleada de refugiados es surrealista tanto si atendemos a las cifras cuantitativas (Número total de personas desplazadas) como si observa los datos cualitativos (Características de la gente que emigró así como las características de la propia migración en su conjunto)
El número de españoles que partieron como refugiados fue residual, cientos de miles frente a los millones que amenazan con inundar actualmente Europa. La mayoría de los refugiados españoles eran mujeres y niños, cosa que se dé buena tinta ya que mi abuela fue una de esas niñas que partió a Francia. Frente a esta salida de unos 400.000 españoles, hablamos de millones de ‘’sirios’’. Muchos han hablado de la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. ¿Y a nadie le extraña que el mayor conflicto bélico de la historia de la humanidad pueda si quiera compararse a una guerra localizada en una pequeña región del mundo? Venga ya.
Los refugiados españoles comunes volvieron al poco de terminar la guerra, los únicos que se quedaron en el exilio fueron grandes personalidades de la República o personas importantes contrarias a Franco. Por lo general la gente normal y corriente que lo deseaba, volvió poco tiempo después de terminar el conflicto.
Además, se puede tener la seguridad de que todos los refugiados que huyeron de la Guerra civil española eran españoles. Esto puede parecer una perogrullada, pero como ya he comentado gran parte de la masa de inmigrantes que está llegando a Europa ni siquiera proceden de Siria sino de países vecinos o incluso zonas relativamente lejanas como África o Asia central.
Ni que decir tiene que los españoles no perpetraron oleadas de crímenes en el país que les acogió, en este caso Francia, cosa que no se puede decir de las personas llegadas del levante mediterráneo.
También habría que tener en cuenta que el paso de españoles refugiados a Francia se hizo de un modo controlado por las autoridades francesas y los españoles no se dedicaron a saltar vallas ni a pasar por encima de los guardias fronterizos para hacer cumplir sus exigencias al país que les estaba acogiendo.
Por último, y tal vez más importante, el desplazamiento de españoles hacia Francia jamás puso en peligro el pilar biológico sobre el que se sustenta la nación gala, es decir, jamás se tambaleó la homogeneidad racial del territorio. Sin embargo, y como bien sabrás si eres lector de esta página, la llegada de este ingente volumen de población ‘’refugiada’’ sumada a las poblaciones extra-europeas situadas ya en nuestro suelo ponen en serio peligro la propia supervivencia de los pueblos blancos occidentales.
Como se suele decir, las comparaciones son odiosas y en este caso parece que lo son aún más.Por otro lado, me gustaría destacar que absolutamente nadie está hablando de cuándo y cómo devolver a esta gente a su país de origen una vez acabado el conflicto. Desde la intervención rusa la situación se ha vuelto extremadamente favorable para el gobierno sirio y el ejército oficial, dando la vuelta a la situación crítica que sufrieron hace no tanto tiempo. La reconquista del territorio es cuestión de tiempo y sin embargo nadie habla de cómo repatriar a los refugiados. El propio Assad ha afirmado que están listos para re-acoger a sus antiguos ciudadanos.
La respuesta es simple: No existe la más mínima intención de devolver a esta gente a su país, ni por parte de los gobiernos europeos ni por parte de los propios ‘’refugiados’’. No son más que la típica inmigración permanente que llevamos sufriendo en Europa desde hace décadas solo que bajo u n nuevo nombre que invita a la compasión de los europeos.
El argumento de los refugiados está pensado únicamente para hacernos tragar a los nuevos vecinos que se nos ha impuesto. Primero, allá por los lejanos años 70 se hablaba de que todo inmigrante era temporal y que venían a hacer los trabajos que los europeos no queríamos, después se abandonó la idea de temporalidad y se dijo que venían a pagar nuestras pensiones con lo cual debían quedarse, y ahora, de una forma automática y en todos los medios de manera simultánea todo inmigrante ha pasado a ser refugiado. No verán ustedes en ninguna cadena de televisión, ni emisión de radio, ni recorte de prensa que se vuelve a hacer referencia a inmigrantes: Ahora son todos ellos ya refugiados lo cual busca lógicamente apelar a un sentimiento de compasión de la población que los acoge para aceptar el suicidio racial de Europa. Otro ejemplo de la manipulación del lenguaje que ya predijo Orwell.
El caso es que el rechazo a la inmigración ha existido siempre, independientemente de si éste ha cristalizado en movimientos políticos o no, por ello los argumentos para legitimarla también precisan de su propia evolución para mantener el fenómeno migratorio y un flujo constante de población foránea.
Por último también me gustaría reseñar, por una vez dando una visión positiva, que la llegada de los refugiados ha supuesto un auge bastante importante en todos los partidos identitarios en Europa. La historia hay que verla en perspectiva, y en el muy largo plazo, pero está claro que la oleada de refugiados (Y sus crímenes) ha despertado algo en los europeos que llevaba muchas décadas dormido. Los llamados partidos identitarios que siempre habían cosechado limitadísimos éxitos se convierten ahora en fuerzas a tener en cuenta en la mayoría del continente, países como Polonia o Hungría son ahora en referentes de una gran cantidad de europeos y verdades que antes eran monolíticas e inamovibles comienzan a resquebrajarse, incluso la propia Unión Europa amenaza ruina tras el Brexit.
Ojalá estemos en el comienzo de un cambio real, por fin, dentro de Europa. Solo el tiempo lo dirá. Lo que está claro que es que queda mucho camino aún por recorrer.






¿Quiéres saber más?

Comentarios

Entradas populares de este blog

14- LA GRAN SUSTITUCIÓN: EL CASO FRANCÉS

Francia. El país vecino. El territorio en el que muchos ven la cuna de Europa con el Imperio construido por Carlomagno. Sin duda una de las naciones más antiguas de Europa y posiblemente junto a Alemania el otro gran pilar del Viejo Mundo. Paradójicamente, todos estos honores no están impidiendo que hoy por hoy sea posiblemente el país europeo más afectado por el proceso de sustitución racial. Para profundizar y tratar de explicar la situación que se vive en Francia trataré los siguientes aspectos aplicados a dicho país: Distribución de la población generalDistribución de la población inmigranteTasas de natalidad por regionesZonas más dinámicas económicamenteContraposición campo-ciudadApoyo a las opciones identitarias


Siempre conviene recordar que las fuentes utilizadas para la realización de estos artículos son las oficiales por lo que debemos  tener en cuenta que no son del todo fiables ya que no responden a criterios raciales. Por ejemplo, un argelino de tercera generación será consi…

ORÍGENES DE NUESTRO PUEBLO: ¿VENIMOS DE LOS ROMANOS?

En el día de hoy aprovecharé para iniciar una nueva sección en nuestro blog en la que analizaré detenidamente, y en diferentes artículos, el origen étnico de los españoles recorriendo las diferentes dinámicas protagonizadas por nuestros antepasados desde tiempos remotos. Comenzaremos hoy por el análisis de uno de los mayores imperios que el mundo ha conocido, cuna de Occidente y cuyos ecos llegan hasta hoy en día: El Imperio romano. Pues bien, muchas personas, incluidos sorprendentemente patriotas o identitarios mantienen que los españoles descendemos de los romanos que llegaron a la Península, queriendo emparentarse, creo yo, con los legendarios integrantes de las legiones. Curiosamente estas mismas personas son las que te argumentan que no descendemos de magrebíes o árabes de Al-Andalus. Antes de leer este artículo, recomiendo leer otra entrada del blog: 4- SUSTITUCIONES ÉTNICAS, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?, ya que servirá como base para entender éste.
Entrando directamente en materia, …

4-SUSTITUCIONES RACIALES, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?

Muchos de los negacionistas de la Gran Sustitución apelan a que el fenómeno es algo natural y recurrente a lo largo de la historia: la historia de la Humanidad se basa en pueblos que se mueven, se desplazan, se instalan en nuevas zonas, entran en contacto con otros pueblos, se produce el natural mestizaje,… Se piensa, erróneamente, que las actuales razas que pueblan el mundo son el resultado del mestizaje de pueblos del pasado cuando realmente en el propio concepto de raza aparece intrínsecamente la idea de una continuidad biológica a lo largo del tiempo. En la entrada de hoy trataré de explicar lo mejor posible porque el fenómeno de la Gran Sustitución es novedoso en la historia, con muy pocos antecedentes comparables. Esta particularidad, el que sea relativamente nuevo, hace más difícil a la gente comprender realmente la magnitud del problema ante la falta de referentes históricos  En definitiva, la idea principal alrededor de la cual me moveré hoy es la siguiente: Es imposible lleva…