Ir al contenido principal

1- BASES DE LA GRAN SUSTITUCIÓN: DOS DINÁMICAS ENTRELAZADAS

Como ya adelanté en la introducción, el fenómeno de la Gran Sustitución es poco conocido por el grueso de la población (Sobre todo en España) y por extensión, también está muy poco estudiado. Todo ello lleva a que muchas personas directamente nieguen su existencia: No deja de ser curioso como muchos bloquean automáticamente la idea de una posible desaparición de los pueblos europeos como creyendo en una especie de Providencia que detendrá el proceso. La perspectiva es simple y llanamente tan escalofriante que se niegan a sí mismos que ésto pueda llegar a ocurrir, y sin embargo es así. Por todo ello, lo primero que debemos saber es una seria de nociones básicas sobre qué es la Gran Sustitución.
Primero, debemos conocer el marco geográfico y temporal. El fenómeno es exclusivamente occidental: Se produce especialmente en Europa pero también lo sufre Estados Unidos si bien con unos esquemas propios (En futuros artículos se analizarán los casos de manera individualizada) En cuanto a su cronología, podemos situar sus orígenes más profundos en la ‘’reconstrucción’’ de Europa tras la II Guerra Mundial, continuando hasta nuestros días. Hay que tener en cuenta que la sustitución racial se retroalimenta, cuanto más tiempo se esté produciendo, más fuerte se hace.
A su vez debemos saber que la  Gran Sustitución se produce por la combinación de dos dinámicas: Una interna del propio Occidente por su propia evolución político-demográfica, y otra externa, por la llegada masiva de inmigrantes. Estos dos fenómenos, al darse de manera conjunta es lo que produce a grandes rasgos la sustitución de un pueblo por otro. Para comprender de qué estamos hablando debemos saber que las sociedades humanas se han encontrado en diversos regímenes demográficos a lo largo de su historia. ¿Qué es un régimen demográfico? Explicándolo sencillamente es la relación que se establece entre los nacimientos y las muertes, teniendo en cuenta cómo afectan estos dos elementos al crecimiento natural de un determinado grupo humano. Pues bien, los diferentes grupos humanos han pasado a lo largo de la historia por tres regímenes demográficos:
  • ·         Régimen demográfico antiguo (FASE I): Desde el origen de los tiempos hasta la Revolución industrial, caracterizado por las altas tasas de mortalidad y de natalidad. Así, se van intercalando épocas de muy escaso crecimiento con otras de decrecimiento, aunque normalmente la población aumenta muy paulatinamente.
  • ·         Régimen demográfico de transición (FASE II): Se produce durante la Revolución industrial y está caracterizado por el mantenimiento de los altos índices de natalidad pero acompañado con un fuerte descenso de la mortalidad por las mejoras materiales, con lo que hay un fuerte crecimiento natural de la población.
  • ·         Régimen demográfico moderno (FASE III): Típico de todos los países occidentales actuales y caracterizado por el descenso progresivo de la natalidad hasta situarse junto a los índices de la mortalidad, muy bajos por tanto. El crecimiento natural puede ser nulo incluso puede llegar a haber decrecimiento. Estas sociedades también se caracterizan por tener un gran porcertanje de población anciana. En este punto es donde se encuentran a grandes rasgos todos los países occidentales, desde EEUU a Rusia.
La cuestión queda resumida en el siguiente gráfico:

Profundicemos ahora en las dos dinámicas combinadas que llevan a la Gran Sustitución:
1-Dimensión interna: Evolución demográfica en Europa
Cuando hablamos de una evolución interna dentro de la propia Europa nos referimos a la implantación del ya explicado régimen demográfico moderno que llega a diferentes ritmos a lo largo del siglo XX, sobre todo con los ‘baby boom’ producidos tras la II Guerra Mundial y el crecimiento de la población ante las buenas condiciones económicas y medidas sociales del Estado del Bienestar implantado en Europa tras el conflicto.
Sin el actual modelo demográfico occidental no se podría poner en marcha la sustitución: El crecimiento demográfico, prácticamente nulo, se contrapone como veremos al fortísimo crecimiento demográfico experimentado por las zonas emisoras de migrantes que se hayan en el régimen demográfico de transición.
La natalidad decrece en Europa en el último cuarto del siglo XX debido sobre todo a profundos cambios socio-económicos, a destacar la incorporación de la mujer al trabajo, así como a las enormes dificultades para conjugar la maternidad y vida laboral. También están los cambios de tipo cultural que, ante el abandono de las mentalidades tradicionales, han llevado al pensamiento popular de que tener hijos es negativo. También existen otros factores como la entrada de la mujer al mundo estudiantil, que hace retrasar los matrimonios llegando los hijos más tarde y en consecuencia, en menor número. En esta caída de la natalidad influye también el auge de la vida urbana, tipo de poblamiento en el que las personas tienen menos espacio para criar hijos. En conclusión, un conjunto articulado de causan llevarían a la caída vertiginosa de la natalidad.
Más adelante se analizará hasta qué punto el actual modo de vida, en mi opinión mal llamado ‘’occidental’’ basado en el hedonismo y la búsqueda del placer inmediato, ha llevado a la idea de fondo de que la paternidad es algo negativo, lo que ha tenido las consecuencias ya explicadas.
Un ejemplo de todo lo dicho lo tenemos en España donde mueren más personas de las que nacen, lo cual es la excusa perfecta para defender la llegada de inmigrantes como necesaria para mantener activa la economía y el pago de las pensiones (Argumento típico, pero falso)
Todos estos elementos que llegan al invierno demográfico son defendidos en los medios de comunicación de masas o en cualquier libro para estudiantes como grandes progresos de la sociedad occidental pero, ¿Cómo podemos señalar este modo de vida y de pensamiento como positivos cuando llevan a un pueblo a la imposibilidad de perpetuarse en el tiempo, objetivo inherente no solo al género humano, sino a todo ser vivo?
Paradójicamente, esta pregunta puede ayudarnos a comprender por qué los partidos de todo espectro político, así como el movimiento feminista, se esfuerzan en perpetuar todos estos planteamientos totalmente inhumanos basados en un ritmo de vida orientado al consumo frenético y desenfrenado, en un carpe diem continuo, tan exacerbado que lleva a las personas encerradas en dicho sistema a considerar el formar una familia como una ‘’tarea’’ de segunda fila e incluso un lastre. Los individuos únicamente interesan para dos funciones: Producir y consumir. La familia, y por extensión la Patria, no tiene cabida en un mundo sostenido por esos dos pilares.
Mención especial merece el aborto, práctica basada en la cosificación del ser humano, pudiendo ser suprimido éste sin ningún tipo de problema para ‘’poder vivir como se desea’’. Pongamos nuevamente el ejemplo de España: En el año 2011 se abortaron 118.359 niños, mientras que nacieron 471.999 contando hijos de inmigrantes. Casi un cuarto. Podemos estar seguros, además, de que los abortados fueron en un amplio porcentaje, por no decir el 100%, españoles. No pensemos ni por un instante que las embarazadas de Sudamérica o de países islámicos abortan. El aborto, al margen de si supone un asesinato o no, afecta casi exclusivamente a españoles y en cifras ingentes. Da que pensar.
Unido al modo de vida, habría que tener en cuenta también la propia situación económica de cada país en concreto. De nuevo por desgracia tenemos un claro ejemplo en España, donde se sufre la precariedad laboral o la dificultad para acceder a una vivienda, unido a las trabas para emanciparse de la casa de los padres y por ende para formar una familia.
Podemos concluir diciendo que el régimen demográfico moderno más que una causa como tal de la Gran Sustitución, es la base perfecta sobre la cual llevarla a cabo: ¿Qué mejor que un pueblo que no crece o que incluso decrece para poder barrerlo del mapa?

2-Dimensión externa
Por otro lado tenemos la dimensión externa, ya que como se sabe, la Gran Sustitución se basa en la llegada masiva de inmigrantes. La gente no comprende que multitud de países que entendemos como tercermundistas, están viendo, pese a sus pésimas condiciones de vida, como su población crece exponencialmente. Esto se debe principalmente a que índices como la mortalidad y más concreto la mortalidad infantil, se han visto reducidos en los últimos años mientras que la natalidad se ha mantenido en índices muy altos. En estos países, debido a este desequilibrio, la población crece de manera vertiginosa como lo hizo Europa en el siglo XIX con la Revolución industrial (Recordar el Régimen demográfico de transición)
La mayoría de los países de África, así como otros de zonas cercanas como Oriente medio, están experimentando actualmente su particular Revolución demográfica, la cual habría comenzado más o menos desde la Descolonización o incluso antes. Este mapa muestra bien el contraste entre Europa y África:



Si bien este crecimiento se produce por una serie de mejoras en las condiciones de vida, sobre todo acceso a un mayor número y variedad de alimentos fruto de cierta mecanización agraria así como mejoras médicas, el nivel de vida sigue siendo pésimo en la mayor parte de África. Además, la población crece por encima de la oferta de trabajo existente lo que espolea aún más la inmigración: El desequilibrio entre población-puestos de trabajo, repercute directamente en que amplios sectores de la población ``sobra’’ y es estadísticamente imposible que encuentren trabajo.  Estas personas son las que se van a desplazar hacia las zonas económicamente desarrolladas de Europa por medios tantos legales como ilegales. Muchos no buscan únicamente trabajo, sino también disfrutar de la superior calidad de vida europea o las ayudas que reciben aquí.

En todo este proceso muy posiblemente juegan un papel clave los grandes empresarios, beneficiados por la llegada de estas masas de población enormes que se pondrán a trabajar por un sueldo mínimo. Esta es  la razón por la cual vemos a diario patéticas campañas de apoyo de los refugiados en todas las cadenas de televisión acallando la mayoría de los crímenes cometidos por ellos.
Sea como fuere, lo cierto es que inmensas masas de población se están desplazando desde el continente africano mayoritariamente hacia Europa. Además este crecimiento demográfico que está experimentando África va a continuar y de hecho va aumentar en los próximos años, con lo cual la llegada de inmigrantes desde estas zonas no solo no va a disminuir, sino que continuará creciendo.

Sin embargo, podríamos pensar que la Gran Sustitución se basa únicamente en la llegada masiva de inmigrantes (legales e ilegales) pero no es así. Como ya hemos comentado una de los elementos que determinan la natalidad es la mentalidad, y los inmigrantes, en contraposición a los indígenas europeos, poseen aún esa mentalidad de carácter tradicional que lleva a tener muchos hijos, con la inestimable ayuda de las ayudas económicas y sociales de nuestros gobiernos todo sea dicho de paso. Debemos tener en cuenta que las personas que migran son casi siempre hombres jóvenes y por tanto en edad de tener hijos.
Por tanto podemos decir que la Gran sustitución no se produce únicamente por la llegada masiva de inmigrantes, sino que también tiene un gran importancia el tipo de vida que éstos desarrollan estando ya aquí, teniendo más hijos que los pobladores indígenas. Dentro del problema de sus superiores tasas de natalidad habría que señalar el problema del mestizaje, espoleado por la actual moda de las parejas interraciales.
Otro fenómeno que incentiva todo esto es la poligamia que, si bien está prohibida por las leyes europeas, en la práctica se produce. De hecho en Andalucía hay pensiones de viudedad para mujeres que formaban parte de matrimonios polígamos. Curioso que el feminismo no clame contra eso, pero eso es ya otro tema.
En definitiva, la Gran Sustitución no se basa únicamente en una llegada masiva de inmigrantes desde zonas extra-europeas, sino que el gran mecanismo de este genocidio es que los inmigrantes, una vez llegados a Europa, mantienen por el peso de su mentalidad tradicional altas tasas de natalidad muy superiores a las de la población autóctona.
La perspectiva es cuanto menos escalofriante porque tenemos un continente de enorme tamaño como África muy superior en extensión a Europa y mucho más poblado, que es un foco emisor de población joven constante y lo será durante muchos años aún (Revolución demográfica en la mayoría de los países) sumado a que los emigrados tienen más hijos que los habitantes locales una vez establecidos en sus zonas de destino, sumado a uniones entre locales y extranjeros. Conviene recordar que esto se produce sobre una población europea que por lo general está estancada o que en algunos casos llega a decrecer.

Así es como se produce, muy resumidamente, la Gran Sustitución, con la armoniosa combinación entre el invierno demográfico occidental y la llegada masiva de inmigrantes con sus superiores tasas de natalidad. A partir de este planteamiento de base, desarrollaré los futuros artículos profundizando en todas estas cuestiones.
Espero que hayan disfrutado de la lectura y les invito a que dejen sus comentarios.
¡Un saludo!

*Aclaraciones finales: En España es típica la admiración un tanto paleta del resto de los países europeos con citas típicas como ‘’esto solo para en España’’. Pues bien, lejos de querer alimentar el tópico, que en este artículo se maneje siempre el ejemplo de España se explica porque es el caso más cercano a la mayoría de los lectores y por extensión el que más facilitará la compresión. En futuros artículos se expondrá de manera individualizada la situación que se vive más allá de los Pirineos y veremos cómo nuestros vecinos están igual o peor que nosotros.
Cifras de los nacidos en España: http://www.datosmacro.com/demografia/natalidad/espana

¿Quiéres saber más?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

14- LA GRAN SUSTITUCIÓN: EL CASO FRANCÉS

Francia. El país vecino. El territorio en el que muchos ven la cuna de Europa con el Imperio construido por Carlomagno. Sin duda una de las naciones más antiguas de Europa y posiblemente junto a Alemania el otro gran pilar del Viejo Mundo. Paradójicamente, todos estos honores no están impidiendo que hoy por hoy sea posiblemente el país europeo más afectado por el proceso de sustitución racial. Para profundizar y tratar de explicar la situación que se vive en Francia trataré los siguientes aspectos aplicados a dicho país: Distribución de la población generalDistribución de la población inmigranteTasas de natalidad por regionesZonas más dinámicas económicamenteContraposición campo-ciudadApoyo a las opciones identitarias


Siempre conviene recordar que las fuentes utilizadas para la realización de estos artículos son las oficiales por lo que debemos  tener en cuenta que no son del todo fiables ya que no responden a criterios raciales. Por ejemplo, un argelino de tercera generación será consi…

ORÍGENES DE NUESTRO PUEBLO: ¿VENIMOS DE LOS ROMANOS?

En el día de hoy aprovecharé para iniciar una nueva sección en nuestro blog en la que analizaré detenidamente, y en diferentes artículos, el origen étnico de los españoles recorriendo las diferentes dinámicas protagonizadas por nuestros antepasados desde tiempos remotos. Comenzaremos hoy por el análisis de uno de los mayores imperios que el mundo ha conocido, cuna de Occidente y cuyos ecos llegan hasta hoy en día: El Imperio romano. Pues bien, muchas personas, incluidos sorprendentemente patriotas o identitarios mantienen que los españoles descendemos de los romanos que llegaron a la Península, queriendo emparentarse, creo yo, con los legendarios integrantes de las legiones. Curiosamente estas mismas personas son las que te argumentan que no descendemos de magrebíes o árabes de Al-Andalus. Antes de leer este artículo, recomiendo leer otra entrada del blog: 4- SUSTITUCIONES ÉTNICAS, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?, ya que servirá como base para entender éste.
Entrando directamente en materia, …

4-SUSTITUCIONES RACIALES, ¿ALGO NUEVO EN LA HISTORIA?

Muchos de los negacionistas de la Gran Sustitución apelan a que el fenómeno es algo natural y recurrente a lo largo de la historia: la historia de la Humanidad se basa en pueblos que se mueven, se desplazan, se instalan en nuevas zonas, entran en contacto con otros pueblos, se produce el natural mestizaje,… Se piensa, erróneamente, que las actuales razas que pueblan el mundo son el resultado del mestizaje de pueblos del pasado cuando realmente en el propio concepto de raza aparece intrínsecamente la idea de una continuidad biológica a lo largo del tiempo. En la entrada de hoy trataré de explicar lo mejor posible porque el fenómeno de la Gran Sustitución es novedoso en la historia, con muy pocos antecedentes comparables. Esta particularidad, el que sea relativamente nuevo, hace más difícil a la gente comprender realmente la magnitud del problema ante la falta de referentes históricos  En definitiva, la idea principal alrededor de la cual me moveré hoy es la siguiente: Es imposible lleva…